¿Qué hay que tomar en cuenta antes de solicitar un préstamo personal?

Si piensas solicitar un préstamo rápido, es recomendable que primero tomes en cuenta ciertos factores, esto te va a ayudar a tomar la mejor decisión y sacar el mayor provecho de este servicio financiero, además de evitar futuros contratiempos.

Primero que nada, es importante que compares entre las muchas opciones de préstamos que existen, que puedas comprobar su confiabilidad, revisa las opciones de los bancos así como de compañías en línea, no olvides investigar las formas de cobro y en qué plazo tendrás disponible el dinero.

Para esto realiza una búsqueda en internet, busca experiencias de otros clientes y compara también las tasas de interés que se ofrecen y claro, si cubres los requisitos que se piden para el trámite.

Ten todo lo que necesitas a la mano, como es una identificación oficial y la CLABE de tu cuenta de banco, así como tu dirección de correo electrónico y número de teléfono celular.

La tasa de interés que tenga anunciada puede que no aplique para tu caso específico, o que te pidan requisitos extra, como un cierto plazo de devolución o una cantidad mayor o menor de la que tenías pensada, por eso es importante hacer todas las preguntas que tengas y que todo sea muy claro.

Tu capacidad de pago, si no estás seguro de poder pagar en plazos más cortos, que pueden ser semanales, es mejor elegir un método mensual que te permita apartar ese dinero para pagar tu préstamo y así no incurras en no-pagos o demoras que te harían pagar mucho más al final.

Lee con mucha atención los términos  y condiciones pues puede que haya alguna cláusula o cargo oculto que te generará problemas a la larga, es mejor leer todo con detenimiento y hacer las preguntas que necesites.

Además de las multas por no-pago, algunas entidades pueden cobrar por pagos anticipados, revisa muy bien todo esto para que no pagues de más.

Piensa si solicitar un préstamo es realmente lo que necesitas o si existen otras opciones a las que puedas recurrir, pues además del monto prestado, vas a pagar intereses por este dinero.

Se recomienda no sacar un préstamo para pagar otro, pues te puedes encasillar en un círculo vicioso del cual puede ser difícil salir. A menos que tengas un plan claro de como pagarás este préstamo personal, esta opción no se recomienda en casi ningún caso.

Piensa en la cantidad exacta y real que necesitas, a veces se ofrecen préstamos por mucho más de lo que tú piensas usar y puede ser que te dejes llevar y termines solicitando una cantidad mucho mayor, que por supuesto va a resultar en una cantidad mayor de dinero que has de devolver.

Siguiendo por esta línea de pensamiento, ten muy en claro para que vas a utilizar el dinero, pues pasa a veces que la gente termina gastando el monto del préstamo en otras cosas, menos en lo que tenían en mente y luego vienen los problemas.

Si vives en pareja también resulta necesario e indispensable, o al menos es una buena idea, el que lo consulten las dos personas, para que entre los dos puedan presupuestar los pagos y decidir cómo usar este préstamo.

La mayoría de las páginas de internet de estas compañías de préstamo cuentan con una calculadora virtual que te deja ver cómo serían tus pagos, el total de intereses a pagar, según el monto que vayas a pedir y el plazo en el que lo quieras pagar, así como la fecha de pago.

Esto resulta muy útil para que puedas agendar estos pagos de manera eficiente y puedas calcular los gastos de cada mes.